Tipos de atracción: una analogía desde la fonología

10 agosto 2015

Esta entrada continúa la discusión y la terminología de Asocial: ¿la última frontera?, que repaso a continuación. En primer lugar tenemos la atracción romántica, entendida como separada de la atracción sexual. Después tenemos la atracción platónica, la que busca la amistad más estrecha, y luego la atracción social. En aquella entrada nos planteamos la cuestión de si hay atracción más allá de la social. Hoy discutiremos lo que hay entremedias.

A cada uno de estos tipos de atracción se corresponde un tipo de relación. Para la atracción platónica, la que más polémica ha dado respecto a su denominación, en inglés han acuñado los términos squish para las casos y objetos de la atracción y zucchini para el compañero en esta relación. En español se ha escogido arrobo o arrobamiento para los casos de atracción platónica, pero no parece que haya necesidad de un término para la relación, salvo amigo con calificativos. El problema está en que el campo semántico de la amistad incluye tanto lo platónico como lo social. Esta entrada tratará sobre la relación entre la tricotomía clásica pareja-amigo-conocido y la distinción más fina romántico-platónico-social-conocido, utilizando como fuente de analogía la fonología del castellano y el catalán.

Vocales tónicas de castellano y del catalán

Vocales tónicas de castellano y del catalán

El catalán tiene 7 vocales tónicas (à, è, é, í, ò, ó, ú) frente a las 5 del castellano (A, E, I, O, U). Mientras que en catalán hay diferencia semántica entre è y é, a oídos castellanos ambas suenan E, y las diferenciamos recurriendo a adjetivos (abierta y cerrada). Lo mismo pasa con ò y ó, que nos suenan O, aunque me voy a centrar en la E. En el espectro entre la A y la I, el castellano fija 3 vocales (A, E, I), mientras que el catalán fija 4 (à, è, é, í), con las consecuentes diferencias que eso tiene a la hora de clasificar una vocal en ese espectro.

Pues lo mismo creo que ocurre con la diferencia entre pareja y amistad y entre amistad y conocidos. Según entiendo yo, para la discusión precisa resulta más útil fijar 4 puntos en ese espectro (à=romántico, è=platónico, é=social, í=conocido) en lugar de sólo 3 (A=pareja, E=amigo, I=conocido), aunque quien tiene el oído hecho al concepto de amistad (frente a pareja y a conocidos) encontrará los mismos problemas que el hispanohablante que escucha en catalán la è y la é. En particular, en caso de tener que diferenciar dos realidades distintas, utilizará una de sus clasificaciones nativas (como amistad) y le añadirá adjetivos (como estrecha).


Hetero =/= straight

18 septiembre 2014

Recientemente he descubierto el blog Een blog over aseksualiteit que sirve de puente entre las comunidades asexuales en lengua inglesa y holandesa. Entre otras cosas tratan de la dificultad de traducción entre ambas lenguas, algunas de sus consideraciones son también aplicables al castellano. Por ejemplo, aunque en español la palabra “as” se puede utilizar como término positivo para los asexuales, la palabra inglesa “ace” tiene significados y connotaciones que aquélla no tiene. Pero la entrada que más me ha llamado la atención ha sido ésta, que trata sobre la palabra inglesa “straight”. Publiqué un comentario en inglés y una entrada en AVENes en castellano sobre este tema, que voy a tratar de explicar a continuación. Lee el resto de esta entrada »


Sexo y género: discusión interlingüística

22 septiembre 2010

En un blog de esta temática se hace obligado tener que tratar la diferencia entre sexo y género. En principio pensábamos dedicarle una entrada, pero vista la extensión y variedad de los aspectos que se pueden tratar en este tema, haremos una serie, de la cual ésta es la primera entrada.

El origen de las palabras sexo y género es latino. Por su parte, sexo viene de sexus (4ª declinación) y sus análogos en otras lenguas europeas tienen una raíz sex- fácilmente reconocible, aunque el tema latino es sexu-, y de ahí sexual. Está formado a partir del verbo seco (1ª conjugación), que significa “cortar”. Esta raíz presenta muchas formas (segar, siega, secante, sección, sector, segmento, sexo…) y sex- es quizás la más difícil de reconocer. Fiel a su etimología, el sexo es, en su acepción original, una sección particular. El sexo es la condición que diferencia macho de hembra, y también son sexos el masculino y el femenino; ambas acepciones se corresponden a sección en sus dos acepciones básicas. La otras dos acepciones de sexo son claramente derivadas y seguramente eufemísticas en su origen. Yo diría que la acepción “genitales” es regional, pues nunca la he encontrado en mi entorno, sino en latitudes más bajas. La acepción “actividad sexual” es la que más encuentro últimamente, con peligro de desplazar a las demás.

Lee el resto de esta entrada »


Presentación

17 noviembre 2008

Cuando la gente habla de orientación sexual, cae con mucha facilidad en la dualidad heterosexual/homosexual, lo que resulta una trivialización y sobresimplificación. Este blog pretende romper una lanza para que (al menos en la blogosfera hispanohablante) se vea la diversidad sexual como un espectro multidimensional. Este blog está escrito de buena fe y desde la experiencia, por tanto estará necesariamente segado e incompleto, pero se sólo se trata de un esfuerzo por romper la impresión de homogeneidad.

Como su nombre prentende evocar, este blog mira desde un punto de visita heterosexual a un mundo heterogéneo con un pretensión de generalidad. Esta última pretensión es seguramente la más difícil de lograr, y en algunas entradas podremos prescindir de ella.

La lengua principal de este blog será el castellano, pero también habrá alguna entrada en inglés (debidamente etiquetada) si se tercia, tendiendo en cuenta que la mayor parte de la blogografía está en esta lengua.